Tendríamos que reconocer que el origen de la ciudad de La Línea de la Concepción, como “espacio fronterizo” con el asentamiento del Peñón de Gibraltar, le ha generado históricamente graves problemas de aislamiento económico y social en sus desarrollos y aspiraciones de futuro.

Quizás este síndrome “fronterizo” de la ciudad de La Línea ha sido la causa de que haya permanecido ajena a los importantes auges que se han producido en estas últimas décadas en sus ámbitos territoriales colindantes, tanto los “Industriales” de la Bahía de Algeciras, los Financieros del Peñón de Gibraltar como los “Turísticos” de la Costa del Sol, que actualmente han llegado a confluir conjuntamente en esa “rotula” urbana en la que estratégicamente se ha convertido actualmente la ciudad de La Línea respecto a dichos enclaves.

Pasar del aislamiento que le provoco aquella histórica “línea fronteriza” a la oportunidad que le ofrece poder saltar esa nueva posición más abierta como “centralidad territorial” entre los desarrollos económicos de la Bahía de Algeciras, EL Peñón de Gibraltar y la Costa del Sol, se convierte en uno de los principales atractivos que el nuevo Plan General de Ordenación intentará potenciar, convirtiendo sus graves “problemas” en ilusionantes “oportunidades”para sus expectativas de futuro.

Para ello, se propone para la ciudad de La Línea un novedoso “Plan- Proyecto”con el fin de plantear concretas operaciones estratégicas capaces de reactivar un nuevo modelo económico, que trate de superar sus actuales problemas sociales en eficaces soluciones de futuro, aprovechando precisamente las posibilidades que le abre esta nueva situación estratégica de conexión con los desarrollos económicos de sus ámbitos territoriales colindantes. Propuestas con vocación de hacerse realidad desde su propia viabilidad económica, a través de eficaces medidas de gestión que equilibre las rentabilidades productivas o privadas, con las rentabilidades sociales públicas que precisamente las legitimen.

A modo de resumen, podríamos destacar la consolidación del modelo “radio concéntrico” de su Estructura Viaria, con las continuidades de sus Paseos de Poniente y Levante, potenciando la circunvalación de la “Avda. Cartagena” y el nuevo “Eje Norte” como principales elementos estructurantes viarios que solucionan importantes problemas de tráfico, y que al mismo tiempo incorporarían sus parques y paseos peatonales de litoral “abriendo” la ciudad al mar por su magnífico litoral de Levante.

En cuanto a sus Propuestas Estratégicas habría que destacar la Reordenación del “Parque Princesa Sofía” que se cualifica manteniendo su superficie y especies arbóreas, rediseñando su actual “Ciudad Deportiva” y el nuevo “Centro Recreativo y de Ocio” que incorpora los restos arqueológicos del “Fuerte de Santa Bárbara”, incluyendo también el nuevo “Ferial” para crear una potente apuesta de “centralidad urbana” para toda la ciudad. El “Centro Terciario- Hotelero” y la posible ampliación de la“Terminal Aeroportuaria” para el actual Aeropuerto de Gibraltar en los suelos municipales colindantes al Parque, que conjuntamente con el actual Puerto Deportivo de la Alcaidesa y el Palacio de Congresos, pueden convertir esta propuesta en un importante “Centro de Actividades Empresariales” (“Business Center”) como atractiva “oferta terciaria” para las actividades Financieras de Gibraltar, e Industriales de la Bahía de Algeciras.

Recuperar el frente del Litoral de Levante, con los rediseños de sus diferentes partes del “Paseo del Mediterráneo”“Puerto de la Atunara”“Paseo Torre Nueva” y “Paseo del Parque de Levante”, creando el mayor Parque Público del litoral mediterráneo español, pretenden potenciar y cualificar el valor ambiental y turístico de estas importantes playas de Levante, en dónde los asentamientos ilegales del “Zabal” se convierten en irrenunciable apuesta para recuperar su “urbanidad” y mejorar sus condiciones sociales mediante procesos de “equidad” basadas en el reparto de “cargas y derechos” entre todos sus habitantes.

Quizás el “Eje Norte” y la “Avenida de Cartagena” sean las más importantes apuestas para los futuros “Usos Residenciales”, con el objetivo de “hacer ciudad”, precisamente mediante propuestas innovadoras adecuadas a las nuevas demandas residenciales que se va a producir en el futuro desarrollo de la ciudad, consolidando la directriz del “Eje Norte” con las trazas de eje histórico conformado por la Plaza de Toros y Plaza de la Constitución con la calle Clavel coincidente con la potente referencia paisajística del Peñón de Gibraltar. El desarrollo “Productivo” se centra en las zonas industriales actuales, destacando la propuesta de la “zona Franca” de gran importancia para el desarrollo industrial de la ciudad y las nuevas ofertas para la “Innovación Tecnológica” (I+D) en la propuesta del “Eje Norte”.

Finalmente, el especial tratamiento de las “Herencias Urbanas” de los sectores urbanos consolidados, que requieren la revisión de sus “Ordenanzas” y la puesta en valor del “Centro Histórico” con la confección del “Catalogo de Elementos Protegidos”, completan las principales propuestas del Plan General. Sin obviar la importancia que se le da a los “Sistemas Verdes” diseñados como auténticos “elementos estructurantes” que conforman sus “Corredores Verdes”, “Parques Lineales”, “Parque de Levante” y protecciones de la “Sierra Carbonera” como límite del crecimiento de la ciudad.

Sirvan esta exposición de las principales propuestas estratégicas del Plan General para mostrar la preocupación por la necesidad de concretar sus intervenciones que a modo de acciones de “acupuntura urbana” se ubican estratégicamente en el tejido urbano y territorial de la ciudad, para dinamizar políticas de desarrollo público y privado que puedan llegar a situar a la Ciudad de La Línea en el lugar histórico al que legítimamente debe aspirar en este siglo XXI.

José Seguí Pérez, arquitecto.

La Nueva Línea